Fetasa. Expertos en pavimentos, revestimientos y restauración
Restauración monumental. aplicaciones para piedra, mármol, madera, hormigón, etc.
Revestimientos de suelos deportivos. Rehabilitación de pistas.
Revestimientos de suelos de parking. Formulaciones sintéticas para garajes.
Fetasa. Expertos en pavimentos, revestimientos y restauración
Fetasa
Expertos en pavimentos,
revestimientos y restauración.
Restauración monumental. aplicaciones para piedra, mármol, madera, hormigón, etc.
Restauración
monumental

Aplicaciones para piedra,
mármol, madera, hormigón, etc.
Revestimientos de suelos deportivos. Rehabilitación de pistas.
Revestimientos de
suelos deportivos

Rehabilitación de pistas.

Revestimientos de suelos de parking. Formulaciones sintéticas para garajes.
Revestimientos de
suelos de parking

Formulaciones sintéticas
para garajes.
previous arrow
next arrow

Trucos para limpiar los suelos de caucho y goma (I)

Trucos para limpiar los suelos de caucho y goma (I)

10th julio, 2020

Estos dos materiales son muy resistentes y fáciles de mantener, si se conoce cómo hacerlo correctamente. Gracias a sus cualidades de anti-impactos, evitan la formación de bacterias, resistentes al agua y aportan seguridad ante resbalones. Además, en comparación a otros tipos de suelos tienen un mantenimiento menor.

Aún así, es necesario realizar una limpieza habitual sobre estos suelos para evitar que la suciedad se adhiera o pierda brillo. Por eso, hoy en nuestro blog queremos darte algunos consejos para que esto no te ocurra.

Limpieza de suelos de caucho

  • ¿Cada cuánto se limpia?

La limpieza de este tipo de suelo debe realizarse casi a diario o semanalmente, dependiendo de la utilización que se le dé. La limpieza periódica no tiene porque ser muy a fondo, pero sí que es cierto que es obligatorio realizar una vez al mes una limpieza más profunda.

  • ¿Cómo se limpia?

El primer paso es retirar la suciedad superficial. Al ser un pavimento adherente, lo mejor es pasar la aspiradora para eliminar la suciedad y los residuos.

Tras ello, es conveniente utilizar una fregona humedecida con agua y un detergente suave. Es importante que la fregona no esté muy húmeda para que seque rápidamente y no utilizar productos químicos como la lejía o disolventes.

Si se encuentra algún residuo incrustado, la única manera de obtener un buen resultado es a través de la limpieza manual con cepillos y esponjas suaves.

En el caso de que sea una instalación profesional es recomendable utilizar una máquina profesional, que nos ayude a la limpieza en profundidad. Estas máquinas aspiran, cepillan, enjuagan y secan, lo que proporciona una gran comida a la hora de realizar esta tarea. Si bien es cierto que no se debe de abusar de su utilización, ya que podría acabar dañando el pavimento.

En el caso de que sea una instalación exterior, lo más útil es utilizar agua a presión.

  • Archivos