Fetasa. Expertos en pavimentos, revestimientos y restauración
Restauración monumental. aplicaciones para piedra, mármol, madera, hormigón, etc.
Revestimientos de suelos deportivos. Rehabilitación de pistas.
Revestimientos de suelos de parking. Formulaciones sintéticas para garajes.
Fetasa. Expertos en pavimentos, revestimientos y restauración
Fetasa
Expertos en pavimentos,
revestimientos y restauración.
Restauración monumental. aplicaciones para piedra, mármol, madera, hormigón, etc.
Restauración
monumental

Aplicaciones para piedra,
mármol, madera, hormigón, etc.
Revestimientos de suelos deportivos. Rehabilitación de pistas.
Revestimientos de
suelos deportivos

Rehabilitación de pistas.

Revestimientos de suelos de parking. Formulaciones sintéticas para garajes.
Revestimientos de
suelos de parking

Formulaciones sintéticas
para garajes.
previous arrow
next arrow

Pavimentos: el terrazo

Pavimentos: el terrazo

21st mayo, 2018
Fetasa - terrazo

Históricamente estamos ante un tipo de pavimento acostumbrado a vivir continuos altibajos de popularidad.
Hay que trasladarse a la Venecia del siglo XV, época en la que los trabajadores encargados de este tipo de obras descartan marmolinas para llevar a cabo los suelos de las terrazas que rodean sus casas. En su origen el suelo de terrazo estaba compuesto por una base de arcilla sobre la cual se arrojaban cascotes y guijarros de mármol, que en un tiempo avanzado pasaron a pulirse para conseguir un pavimento de mayor calidad y acabado.

A pesar de esta adjudicación a los venecianos, arqueólogos ya han encontrado evidencias de pavimentos de terrazo en algunas ruinas de Turquía con una antigüedad de al menos entre 8000 y 10.000 años.

El terrazo es un tipo de pavimento que se puede instalar de diferentes formas. Una de ellas es como un suelo continuo, el cual se lleva a cabo después de nivelar la superficie con una base de cemento sobre la cual se colocan juntas separadoras para crear patrones estéticos o bien simplemente para la dilatación. Hablamos de una técnica muy utilizada en la década de los 70.

Otra opción es hacerlo mediante baldosas. Es quizás la que más se realiza ya que el mercado ofrece una amplia gama de modelos y estilos de estas, si viene su acabado es algo menos perfecto a pesar de ser rápido y barato.

Finalmente nos encontramos con el método del pulido. Estamos ante una mezcla de las dos anteriores ya que el pavimento se coloca en baldosas, pero más tarde se pule a fin de dejar una superficie final nivelada. Existe la posibilidad de aplicar diferentes procesos químicos y mecánicos -proceso denominado cristalizado- para aplicar al terrazo y eliminar así la porosidad dando más brillo al acabado.

A lo largo de los años es uno de los materiales más utilizados para el pavimento, tanto en interiores como en exteriores gracias a su elevada resistencia, durabilidad y bajo coste.

  • Archivos