Fetasa. Expertos en pavimentos, revestimientos y restauración
Restauración monumental. aplicaciones para piedra, mármol, madera, hormigón, etc.
Revestimientos de suelos deportivos. Rehabilitación de pistas.
Revestimientos de suelos de parking. Formulaciones sintéticas para garajes.
Fetasa. Expertos en pavimentos, revestimientos y restauración
Fetasa
Expertos en pavimentos,
revestimientos y restauración.
Restauración monumental. aplicaciones para piedra, mármol, madera, hormigón, etc.
Restauración
monumental

Aplicaciones para piedra,
mármol, madera, hormigón, etc.
Revestimientos de suelos deportivos. Rehabilitación de pistas.
Revestimientos de
suelos deportivos

Rehabilitación de pistas.

Revestimientos de suelos de parking. Formulaciones sintéticas para garajes.
Revestimientos de
suelos de parking

Formulaciones sintéticas
para garajes.
previous arrow
next arrow

El mantenimiento oculto del hormigón impreso

El mantenimiento oculto del hormigón impreso

28th mayo, 2018
Fetasa - hormigón pavimento

Por mucho que evolucionan los pavimentos y materiales, el mantenimiento siempre se encuentra presente y jugará su papel fundamental de cara a estimar cuantos años de vida puede alcanzar nuestra superficie.

En el caso del hormigón impreso, podemos apreciar a partir de la década de vida que, o bien ha ido sufriendo un deterioro en forma de color apagado, así como suciedad incrustada, o en otros casos mucho mas graves se han producido desconchones además de lucir un color que nada tiene que ver con el original de sus primeros días de vida.

Pues bien, salvo que nuestro hormigón impreso se trate de una zona de tránsito rodado, el deterioro de este se debe a las condiciones climáticas, en gran parte durante los meses de invierno.
En esas condiciones climáticas, conocemos el efecto del hielo del cielo, el cual se da en temperaturas bajas. Las gotas de agua que han penetrado en el hormigón se congelan cuando se alcanzan temperaturas bajo cero. El agua se congela y se convierte en hielo, se expande produciendo pequeñas roturas del hormigón que pueden llegar a ser de mayor tamaño, dependiendo de la calidad del pavimento, así como la agresividad de las temperaturas.

Por todo esto, existen tratamientos para el mantenimiento de este pavimento, basados en una resina o sellador capaz de aumentar la durabilidad sellando la porosidad del hormigón para que apenas pueda absorber agua.

Aunque parezca una solución eficaz, el arrojar sal en los momentos que se acumula mucha nieve sobre este tipo de pavimentos realmente es un fuerte ataque a la integridad de este. La composición salina produce reacciones muy violentas en ellos, llegando a producir gran desgaste y desperfectos.

Desde FETASA os queremos recordar la importancia de invertir en un pavimento de calidad, pero es igual o más necesario hacerlo en el mantenimiento de los mismos.

  • Archivos