Fetasa. Expertos en pavimentos, revestimientos y restauración
Restauración monumental. aplicaciones para piedra, mármol, madera, hormigón, etc.
Revestimientos de suelos deportivos. Rehabilitación de pistas.
Revestimientos de suelos de parking. Formulaciones sintéticas para garajes.
Fetasa. Expertos en pavimentos, revestimientos y restauración
Fetasa
Expertos en pavimentos,
revestimientos y restauración.
Restauración monumental. aplicaciones para piedra, mármol, madera, hormigón, etc.
Restauración
monumental

Aplicaciones para piedra,
mármol, madera, hormigón, etc.
Revestimientos de suelos deportivos. Rehabilitación de pistas.
Revestimientos de
suelos deportivos

Rehabilitación de pistas.

Revestimientos de suelos de parking. Formulaciones sintéticas para garajes.
Revestimientos de
suelos de parking

Formulaciones sintéticas
para garajes.
previous arrow
next arrow

¿Cómo se quita la resina epoxi?

¿Cómo se quita la resina epoxi?

10th abril, 2020

La resina epoxi es un adhesivo permanente que al endurecerse es difícil de quitar. Para poder quitarlo, una de las opciones más comunes es volver a convertirlo en estado líquido o aunque sea, en algo similar al gel para poder rasparlo. Es un proceso relativamente fácil, si se toman las precauciones de seguridad necesarias.

En el post de hoy te explicaremos este método para quitar la resina epoxi:

1. Ponte guantes y gafas de protección

Al calentar la resina, se producen vapores que pueden dañar tus ojos y piel. Por ello, es necesario utilizar gafas de protección, que aseguren tus ojos al completo, y guantes de caucho, que tengan un largo mínimo de 8 cm desde la muñeca hasta el final.

2. Utiliza ropa que cubra tu piel

Escoge una camiseta de manga larga y un pantalón ceñido. Esto evitará que tu piel reaccione ante el vapor, que surja del calentamiento del la resina epoxi.

3. Moja el área con acetona

  • Si la resina se encuentra en una superficie de madera, remoja el área en acetona durante una hora antes de usar el calor para ablandar el poliepóxido. 
  • Si la resina está en plástico, mármol, cemento, vinilo o metal, cualquier producto químico afectará a la parte superior, pero no penetrará en todas las capas de la superficie.

4. Usa una pistola térmica

Hay que conseguir que la temperatura del poliepóxido aumente a más de 94 °C. Para conseguirlo, es importante apuntar con la pistola térmica la zona en tiempos cortos, ten en cuenta que si se encuentra en una superficie de madera o plástica, vigila que la superficie no se queme.

5. Calienta segmentos pequeños

Trabaja con áreas de 5-8 cm de longitud. Al terminar con una parte, continúa con la que se encuentra más próxima de la primera, ya que es más sencillo rasparlo.

6. Raspa la resina caliente

Utiliza una espátula, o cualquier objeto afilado, para raspar el poliepóxido de la superficie. Si notas que el calor no penetró en todas las capas, debes continuar calentado el segmento cuando se enfríe.

  • Archivos