Fetasa. Expertos en pavimentos, revestimientos y restauración
Restauración monumental. aplicaciones para piedra, mármol, madera, hormigón, etc.
Revestimientos de suelos deportivos. Rehabilitación de pistas.
Revestimientos de suelos de parking. Formulaciones sintéticas para garajes.
Fetasa. Expertos en pavimentos, revestimientos y restauración
Fetasa
Expertos en pavimentos,
revestimientos y restauración.
Restauración monumental. aplicaciones para piedra, mármol, madera, hormigón, etc.
Restauración
monumental

Aplicaciones para piedra,
mármol, madera, hormigón, etc.
Revestimientos de suelos deportivos. Rehabilitación de pistas.
Revestimientos de
suelos deportivos

Rehabilitación de pistas.

Revestimientos de suelos de parking. Formulaciones sintéticas para garajes.
Revestimientos de
suelos de parking

Formulaciones sintéticas
para garajes.
previous arrow
next arrow

Cómo limpiar el pavimento del garaje

Cómo limpiar el pavimento del garaje

18th octubre, 2019
Fetasa-pavimento garaje

El pavimento del garaje es una zona que debemos limpiar al menos una o dos veces al año. Se trata de uno de los suelos que está más expuesto a la suciedad, por lo que es muy importante limpiarlo adecuadamente y de forma periódica.

El garaje es una parte de nuestro hogar que necesita más dedicación que otras zonas. Hay que tener en cuenta que la suciedad que se introduce en el mismo proviene de las ruedas del coche, la acumulación de contaminación y la grasa. Todos estos factores hacen que la limpieza del pavimento del garaje no sea nada fácil.

Lo mejor para limpiar el garaje es empezar barriendo todas las superficies con una escoba gruesa que pueda rascar bien y elimine toda la suciedad correctamente. Además de por el suelo, la escoba la podemos pasar también por el techo y por las paredes. Si las paredes están pintadas con una pintura lavable, podemos pasarle también un paño mojado con agua y detergente específico para la suciedad resistente.

Por otro lado, en cuanto al suelo, existen diferentes tipos de pavimentos como pueden ser el cemento, la resina o el caucho. Para limpiarlo es necesario utilizar un desengrasante que disuelva la suciedad para después eliminarla más fácil con un paño. Parece una tarea complicada, pero si realizamos estos pasos cada 6 meses evitaremos que la suciedad se acumule demasiado. Después, es importante fregar el suelo, sin necesidad de aclarar el producto con base de amoniaco.

Una vez terminada la limpieza, veremos cómo ha cambiado el aspecto de nuestro garaje. Además, si tenemos el garaje limpio, podremos utilizarlo para dejar objetos que no usemos a diario, a modo de trastero. No olvides realizar estos pasos de una forma periódica y tendrás siempre tu garaje impecable. ¡Te esperamos la próxima semana en el blog de Fetasa!

  • Archivos